3 cambios en las sociedades civiles para 2016

cabecera asesoria fiscal Málaga sociedades civiles

09 dic 3 cambios en las sociedades civiles para 2016

A partir de enero de 2016, las sociedades civiles y comunidades de bienes van a sufrir una reforma importante. En este artículo, vamos a intentar aclarar la situación en la que quedan estas sociedades a partir de enero, si bien, a la fecha de hoy aún no tenemos un pronunciamiento claro de la Dirección General de Tributos que es el órgano al que compete la interpretación de la normativa tributaria. En cuanto esto se produzca, os informaremos.

Por ahora, solo tenemos las instrucciones internas que la AEAT ha facilitado, en la que se han delimitado las pautas a seguir para poder determinar ante qué tipo de entidad nos encontramos a efectos de su correcta clasificación.

Las tres cuestiones a analizar son las siguientes:

  1. Personalidad jurídica de las sociedades civiles.
  2. Concretar cuándo se entiende que una sociedad civil tiene objeto mercantil.
  3. Delimitar la diferencia entre sociedad civil y comunidad de bienes.

 

asesoria fiscal en Málaga cambios sociedades civiles

 

Personalidad jurídica de las sociedades civiles

La sociedad civil una vez constituida, adquiere plena personalidad jurídica, mientras que las sociedades cuyos pactos se mantengan secretos entre los socios, se regirán por las disposiciones relativas a las comunidades de bienes.

Es decir, las sociedades civiles tendrán personalidad jurídica a afectos del Impuesto sobre Sociedades por su constitución en escritura pública o mediante documento privado aportado

Concretar cuándo se entiende que una sociedad civil tiene objeto mercantil.

 

Sociedades civiles con objeto mercantil

¿Cuándo se tiene objeto mercantil? Cuando se pretenda la realización de una actividad económica de producción, intercambio o prestación de servicios para el mercado en un sector no excluido del ámbito mercantil; de forma permanente, a través de una organización estable y adecuada al efecto y con ánimo lucrativo.

Es decir, una sociedad civil tendrá objeto mercantil cuando dos o más personas pongan en común dinero, bienes o industria, con ánimo de realizar una actividad, y repartir entre sí las ganancias.

Este tipo de sociedades tributará a partir de enero por el impuesto de sociedades, con lo cual, además de tributar por este impuesto, en vez de por la atribución de rentas (reparto del beneficio en la renta de los socios) como se viene haciendo hasta ahora, es obligatorio llevar una contabilidad adaptada al código de comercio.

Te pongo un ejemplo: Hasta ahora, una sociedad civil con dos socios con porcentaje de participación del 50% cada uno, que tenía un beneficio anual de 20.000 euros, repartía su beneficio a partes iguales entre ellos, es decir, cada socio tributaba en su declaración de la renta por 10.000 euros anuales de beneficio.

A partir de 2016, será la sociedad quien tribute por esos 20.000 euros anuales pagando un 25% del impuesto de sociedades, y cada socio tributara en su declaración de renta por los rendimientos que perciban.

 

PIDE CITA CON EL ASESOR

 

Sociedades civiles con objeto no mercantil

Se considera que no tienen un objeto mercantil las sociedades profesionales, agrícolas, ganaderas, forestales, pesqueras y mineras.

Estas sociedades quedan excluidas del ámbito del Impuesto de Sociedades, por consiguiente continuaran presentando sus impuestos mediante la atribución de renta a los socios.

 

Delimitar la diferencia entre sociedad civil y comunidad de bienes 

El Código Civil, define la Sociedad Civil como un contrato por el que dos o más personas se obligan a poner en común dinero, bienes o industria con ánimo de partir entre sí las ganancias. Si aportan su trabajo son “socios industriales”, y si aportan bienes o dinero, “socios capitalistas”.

Asimismo indica que existe Comunidad de Bienes cuando la propiedad de una cosa o de un derecho pertenece pro indiviso a varias personas.

La diferencia principal entre ambas es que, siempre que exista intención de asociarse para realizar una actividad, estamos ante una sociedad civil, y no ante una comunidad de bienes

 

Asesoria fiscal Málaga reforma sociedades

Ventajas e inconvenientes de la sociedad civil.

 

  • Una ventaja de la sociedad civil es el ahorro inicial en el coste de su constitución. Una sociedad limitada se debe constituir mediante escritura pública, con lo cual de arranque contamos con los gastos de notaría, registro mercantil, solicitud de denominación social al registro mercantil central…,  mientras que la sociedad civil se constituye mediante contrato privado, con lo cual estos gastos iniciales nos lo ahorramos. Además no existe un mínimo de capital social a aportar como en el caso de las limitadas.
  • En cuanto a su tributación, a partir de enero las sociedades civiles tributaran en el impuesto de sociedades, por lo cual además de abonar el impuesto (25%) los socios tributaran en su declaración de la renta acorde a los ingresos percibidos; abonara impuestos, una vez en nombre de la sociedad y otra en su propio nombre al incorporarlos a su renta. Dependiendo de la ganancia que tenga el socio, será más caro o no su propia renta, que en el caso de imputación de rentas vigente en las civiles.
  •  La seguridad social aún no se ha pronunciado pero a priori, si estáis acogidos a la tarifa plana o cotizando por la base mínima de autónomos, si tenemos una sociedad civil nos ahorramos el incremento que sufren los autónomos societarios. Tal y como os exponíamos en nuestro artículo sobre las cotizaciones de autónomos, tratándose de un socio de sociedad civil, pasaríamos por la escala de pagar  53,59 euros a  132,65 euros, 185,36 euros y una vez finalizado el periodo de bonificaciones, pagaríamos de autónomo 264,43. Mientras que los autónomos societarios en las limitadas, de arranque con bonificación, abonan 264,43 euros pasando tras ella a 316,02 euros.
  • Las sociedades civiles tienen una responsabilidad ilimitada de los socios ante deudas con terceros.

 

asesoría fiscal málaga sociedades civiles

 

Modificaciones en las sociedades civiles.

 

A partir de 2016, la norma prevé un régimen transitorio que regule el traslado en las civiles como contribuyentes del Impuesto sobre la Renta a contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades.

  • La sociedad civil tiene la opción de disolverse, de forma que los socios deben adoptar un acuerdo de disolución en los primeros 6 meses de 2016, y la sociedad se extinguirá en el plazo de 6 meses desde esa fecha. Es decir, nos plantamos a final de 2016, con fecha límite el 31 de diciembre de 2016.
  • Si no se acordara la disolución y liquidación o no se cumplieran los plazos, la sociedad civil tendrá la consideración de contribuyente del Impuesto sobre Sociedades desde 1 de enero de 2016. Por tanto, en julio 2017 presentaría el correspondiente Impuesto sobre Sociedades, en los mismos plazos que cualquier sociedad limitada.

 

PIDE CITA CON EL ASESOR

 

 

¿Qué te pareció el artículo? ¡Vótalo!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies