Autónomo Colaborador. Todo Lo Que Debes Saber

Autonomo colaborador portada
Laboral
Plan Anual de Control Tributario Ejercicio 2015
IVA y comercio online

El autónomo colaborador es una figura fiscal y laboral con ciertas ventajas, donde un familiar directo (o marido-mujer) trabaja para el principal autónomo o empresario.

Tiene ciertas obligaciones y requisitos que veremos a continuación. ¿Quieres saber cuáles? Lee nuestro artículo de hoy.

¿Qué es un autónomo colaborador?

Un familiar directo del autónomo titular de un negocio, que convive y trabaja para él.

Si eres un familiar de un empresario y trabajas con él, debes darte de alta como autónomo colaborador siempre y cuando cumplas una serie de requisitos:

1.- Se entiende por familiar directo al cónyuge, descendiente o  ascendiente y familiar hasta el segundo grado de parentesco. Es decir, cónyuges, padres, suegros, nuera/yerno, abuelos, nietos, hermanos, cuñados….

2.- Si ocupas un puesto dentro de su centro de trabajo de forma habitual

3.- Si vivís juntos

4.- Si no estáis de alta por cuenta ajena dentro de la empresa.

Si os encontráis ante esta situación, debéis cotizar en el Régimen de Autónomos de la Seguridad social; ahora bien, la cuota de seguridad social del Colaborador Familiar esta bonificada:

Durante 18 meses, se bonificará el 50% de la cuota a aplicar sobre la base mínima. Esto supone que para nuevas altas en 2015, la cuota a abonar como Colaborador Familiar es de 132,72 € y se aplicará durante 18 meses.

Para poder tramitar el alta en Seguridad Social como Colaborador Familiar, tenemos que aportar:

  • El libro de familia
  • DNI del titular del negocio y del familiar
  • Alta en hacienda y en seguridad social del titular del negocio
  • Modelo 0521/2 de alta de autónomo colaborador. Os dejamos enlace  Modelo 0521 Colaborador Familiar

 

Relación del Colaborador Autónomo con Hacienda

El colaborador familiar no tiene que darse de alta en actividad económica en Hacienda.

Esto supone que no tiene que presentar impuestos trimestrales de IVA o IRPF, sin embargo, sí debe declarar sus ingresos en caso de que los perciba al hacer su declaración de la renta.

Es decir, si el Colaborador Autónomo ocupa un puesto determinado dentro de la empresa, tiene un cargo concreto, una jornada establecida y una autonomía en el ejercicio de sus funciones, debe tener una retribución (una nómina como cualquier otro trabajador), que debe declarar en su declaración de IRPF

Así pues, el autónomo titular del negocio declarará en sus liquidaciones trimestrales las ganancias de la empresa, y en el modelo 111 de retenciones de trabajadores y profesionales el rendimiento que perciba el colaborador.

Esperamos que os haya resultado aclaratorio nuestro artículo sobre autónomo colaborador. En Analizza, como asesoría de empresas y autónomos, podemos ayudarte en todo el proceso y con todo el papeleo. Contáctanos sin compromiso.

Un saludo.

Menú